ACDE: Es tiempo de austeridad y desde el gobierno para abajo debería haber una “señal fuerte”

By junio 5, 2018ACDE
Télam | Martes 4 de junio de 2018

El presidente del Congreso Anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), Santiago del Sel, dijo hoy que es “tiempo de austeridad y desde el Gobierno para abajo debería haber una señal fuerte en ese sentido”.
Del Sel habló con Télam en el marco del XXI encuentro que se realizará el 7 de junio próximo en el hotel Sheraton, donde funcionarios, políticos, economistas, analistas y miembros de la Conferencia Episcopal Argentina expondrán bajo el lema “Hacia una Argentina integrada y plural. Diálogos y acuerdos para fortalecer la concordia”.
Respecto de la marcha de la economía, el empresario destacó la “necesidad de que las cuestiones sociales y la creación de empleo y generación de riquezas, ocupen los primeros lugares en los gastos y presupuestos nacional y provinciales “.
Dijo que desde su espacio promueven superar la grieta y divisiones, y para ello “impulsan la búsqueda de un diálogo fraterno, donde las voces diferentes se escuchen, estén juntos y eso significa ponerse en los zapatos del otro”.
“Hay que cuidar la plata en un momento que debe imperar la austeridad y la prudencia”, agregó, y remarcó que “el Presidente (Mauricio Macri) tiene a su alrededor gente con mirada sensible hacia los excluidos y un ejemplo notable es la gobernadora (Maria Eugenia) Vidal”.
Sobre la marcha del rumbo económico afirmó que “como empresario la veo con atención, con interés y con preocupación, pero la preocupación es una característica innata en la Argentina, porque al tener semejante nivel de pobreza, de carencias y de déficit sociales, cualquier problema, error u omisión repercute indefectiblemente en los más débiles, y eso a todos nos genera preocupación”.
Consultado sobre como ve al presidente Macri, del Sel sostuvo: “Lo estamos viendo bien, pero esa es una opinión más personal que de ACDE. Veo al presidente que tiene un propósito trascendental, es una persona comprometida, íntegra y honesta en cuanto a que propone una Argentina alentadora, esperanzadora, por ese lado creo que sus propósitos son ponderables”.
Respecto a si visualizaba a Macri sensible ante la pobreza y la situación del país, respondió: “El es un ingeniero y no demuestra… Macri a pesar de ser un ingeniero es una persona alegre, entusiasta, trabajadora y perseverante, y eso para mi es muy importante. El tiene a su alrededor gente con todo eso más una enorme sensibilidad hacia la pobreza y en particular hacia los excluidos, no tengo ninguna duda, y hay ejemplos notables como la gobernadora Vidal”.
Acerca de qué debería hacer el equipo económico, Del Sel aclaró: “No somos quienes para dar recetas, pero hay que recalcar: es un tiempo de austeridad y eso significa que desde el gobierno para abajo debería haber una señal fuerte en ese sentido”.
El dirigente empresarial agregó: “Todos los gastos y los presupuestos (nacional y provinciales) deberían privilegiar dos cuestiones: el aspecto social y la creación de trabajo, empleo y riqueza. Hay que proteger en estos momentos de turbulencias a las cuestiones sociales que tienen que estar al tope del listado, y a partir de ahí hay que sobrellevar estas turbulencias que en gran medida son externas, de ahí lograr, o mejorar o ajustar lo relativo a las cuentas fiscales para poner de vuelta en marcha un proceso virtuoso de inversión, crecimiento, de empleo que en este momento esta un poco amenazado”.
Consultado si equilibrar las cuentas fiscales significa ajuste, el empresario señaló: “El ajuste es un momento de austeridad, de cuidar la plata, como en la familia cuando decís… bueno se posterga el cambio del televisor, del auto…etc. Hay momentos en que la austeridad y la prudencia se imponen”, y reiteró: “Este es un momento de cuidar la plata, los recursos; sabiendo que hay cosas que no son negociables como los vulnerables, la pobreza, la jubilación; ciertos sectores no pueden entrar en un proceso de esa naturaleza”.
Sobre cómo los empresarios católicos reciben sugerencias para impulsar acciones para disminuir la pobreza y crear empleo de parte de miembros de la Iglesia y del papa Francisco, del Sel aclaró: “Nosotros tenemos diálogo con todos, cultivamos el diálogo, la cercanía y el afecto, eso no significa que nosotros seamos asesores, ni receptores, ni de la Iglesia, ni del Papa. Tenemos formación cristiana, estamos consustanciados con la doctrina Social de la Iglesia”.

 

Ver nota original: clic aquí