Uncategorized

Gastón Remy: Vaca Muerta es uno de los pocos sectores que logró un acuerdo sectorial entre sindicatos, empresas y Gobierno

By abril 30, 2019 junio 7th, 2019 No Comments
30.04.2019 | ACDE

Gastón Remy, CEO para Argentina de la compañía petrolera Vista Oil & Gas -fundada por el ex presidente de YPF Miguel Galuccio- resaltó el acuerdo inter-sectorial de Vaca Muerta como muy positivo y acorde con el cambio de paradigma en el sector energético y destacó los proyectos de la empresa en dicha cuenca hidrocarburífera, a la que definió como la “plataforma de desarrollo económico y generación de empleo más importante” del país. Remy también realizó un llamado a los empresarios a tomar conciencia de su rol de líderes y su responsabilidad para impactar en la sociedad.

Buenos Aires, 30 de abril – El CEO para Argentina de la compañía petrolera Vista Oil & Gas, Gastón Remy, expuso hoy ante más de 50 empresarios convocados por ACDE los proyectos de su empresa en la cuenca hidrocarburífera de Vaca Muerta, a la que calificó como “la plataforma de exportación más grande” del país junto con el sector del agro.

“Si hay una oportunidad de salida de los recurrentes ciclos periódicos de falta de divisas del país, tienen un nombre y apellido: Vaca Muerta”, sostuvo Remy hoy al mediodía en el marco del primer foro-almuerzo organizado por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa. Dicho encuentro preparatorio al XXII Encuentro Anual ACDE se realizará el 3 de julio y es titulado: “La Argentina posible. Consensos imprescindibles para un desarrollo inclusivo y sustentable». En él, ACDE propone debatir una visión de futuro sobre cuatro pilares necesarios para construir consensos imprescindibles: Capital Humano, Capital Social, Capital Productivo y Capital Moral.

Remy, quien fue elegido esta mañana como presidente de IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina), también valoró a Vaca Muerta como “uno de los pocos sectores que logró un acuerdo sectorial entre sindicatos, empresas y Gobierno”, lo que en su opinión permitió modernizar el convenio colectivo de trabajo de la industria petrolera y ajustarlo al cambio de paradigma surgido tras el desarrollo de hidrocarburos no convencionales.

Entrevistado por Juan Vaquer, presidente de ACDE, Remy también consideró que la “certeza de exportación” permitirá profundizar el desarrollo de la cuenca al permitir, por ejemplo, “conseguir financiamiento usando al petróleo como colateral, como fianza, ante un escenario donde a las compañías les cuesta financiarse debido al aumento del riesgo país”.

“Argentina produce 500.000 barriles de petróleo diarios y consume igual cantidad. Solamente Vista va a poner en el sistema 65.000 barriles de crudo día. Diez compañías que se animen a lo mismo generarían 600.000 barriles por día en tres años”, afirmó Remy. “Eso por sí solo puede romper el ciclo perverso de la falta de divisas en una economía bimonetaria como la nuestra con exceso de endeudamiento y falta de capital”.

El empresario afirmó además que “no puede existir Vaca Muerta” sin inversión extranjera, al detallar que se necesitan 10.000 millones de dólares al año para expandir la capacidad productiva de la cuenca, que actualmente está desarrollada “sólo un 3 por ciento de potencial”. Y destacó que de 20 países a nivel mundial con potencial de desarrollo de recursos no convencionales, solamente tres han podido despegar: EEUU, Canadá y Argentina. “Se está verificando un cambio de paradigma fundamental gracias a la irrupción de tecnología y know how”, agregó.

No obstante, consideró que existen dificultades “en la superficie”, en alusión al marco jurídico y la falta de infraestructura y capacitación. “Pero se ha avanzado muchísimo en ese sentido”, dijo.

Remy también instó a los empresarios a “no mirar el partido desde la tribuna” y a empezar “la transformación desde uno mismo”. También pidió “no minimizar nuestro rol de líderes” ni su capacidad de incidir en la sociedad. “El partido que se juega es mucho más que una economía cerrada y mirándonos el ombligo”, expresó.

Además, exhortó a superar “una lógica sectaria donde sólo nos importa cómo les va a nuestras propias organizaciones y no entendemos que una de cada tres personas sea pobre y no pueda acceder a condiciones básicas. (Debe encontrarnos) levantándonos y preguntándonos qué vamos a hacer con eso”, agregó.