EconomíaPolítica

Una oportunidad para que los empresarios protagonicen el cambio

By julio 1, 2019 No Comments
01.07.2019 | El Cronista. Economía y Política | Autor: Martín Otero Monsegur

Recientemente se sancionó la ley de Economía del Conocimiento que busca promover el crecimiento de un sector amplio, que genera un enorme valor para el país a partir del desarrollo y la innovación tecnológica apalancado en un capital humano de clase mundial. Este ley se inspira en el régimen de promoción de la industria del software que en poco más de 10 años probó ser un éxito.

Más allá de lo alentador de esta medida para un amplio sector de la economía, resulta interesante entender cómo se dio el proceso que llevó a la aprobación de esta ley, que contó con el consenso de casi todo el arco político y del sector empresario.

Durante más de un año referentes políticos, líderes productivos y especialistas se sentaron en una mesa sectorial encabezada por el Ministerio de Producción y Trabajo con el fin de establecer las bases de la actual ley.

No fue un proceso fácil, sino que implicó mucho diálogo, discusiones, allanamiento de diferencias y encuentro de puntos de acuerdo. Primó la grandeza de muchos que buscaron en todo momento la cooperación, a expensas de ceder en sus posiciones personales. Así se construye el consenso. Con el Estado y todo el sector privado (no solo empresarios) acordando reglas de juego estables y objetivos comunes. Esto- a su vez- es el germen para el diseño de Políticas de Estado.

El proceso que se dio en la elaboración de esta ley será uno de los puntos centrales a analizar durante el próximo Encuentro Anual de ACDE, donde invitamos a reflexionar sobre la necesidad de que los empresarios -junto a otros dirigentes de la sociedad- sean protagonistas del cambio. En una sociedad que carece de mecanismos de cooperación, de espacios para la construcción de acuerdos imprescindibles y de respeto por el cumplimiento de normas y contratos sociales, proponemos pensar las vías de cooperación que encaren estos factores impostergables, con una visión inspiradora y esperanzadora.

Plantearemos también la necesidad de buscar espacios comunes para trabajar las disidencias, generar equipos colaborativos y avanzar en aquellas reformas y Políticas de Estado que permitan transitar del país de hoy hace la Argentina posible. Los empresarios tenemos una oportunidad pero también la responsabilidad de colaborar para que así suceda.

Ver nota original aquí