Empresarios cristianos buscan saltar las divisiones de la política

By mayo 28, 2018ACDE
Clarín | Sábado 26 de mayo de 2018

Van expositores de varias fuerzas políticas. El avión es sólido y la tripulación solvente, dicen de la actualidad.

El próximo encuentro anual de la (Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa), que se realiza el 7 de junio en el Sheraton lleva título, Hacia una Argentina integrada y plural, diálogos y acuerdos por fortalecer la concordia. Clarín entrevistó al presidente del encuentro, Santiago del Sel y al titular de Acde, Juan Vaquer.

-¿Qué se proponen?

-Del Sel: Capturar todas las riquezas que la pluralidad trae consigo. Es decir somos una sociedad nueva, joven, que tiene sus controversias y debates. Pero no cabe duda que tenemos un amplio espectro que comprende todas las miradas y todas las perspectivas. Y eso lejos de ser un aspecto que complejiza el vínculo debería ser un atributo. La controversia es propia de la democracia pero le cabe un proceso y un tratamiento superador.

-¿Lo ven posible?

Vaquer: Es bueno que las partes tengan la posibilidad de ceder para poder conjugar una acción en común. Y es condición necesaria para poder encontrar caminos y salidas y soluciones a los distintos desafíos que como sociedad tenemos. Soy muy futbolero, no conozco otro país donde la hinchada visitante no pueda ir a la cancha. Tenemos necesidad de cerrar grietas, de poder dialogar, de poder disentir de una manera armónica y ponernos en algún momento de acuerdo.

Del Sel: Esperamos que la respuesta pueda ir surgiendo de nuestro encuentro. Llegó la hora de intentar un camino alternativo en el sentido de dejar de lado las posturas más radicales de las cuales somos muy amigos. Y no cargo las tintas exclusivamente en las últimas experiencias anterior a este gobierno. La historia argentina ha sido pródiga en enfrentamientos, desde los unitarios contra los federales, pasando por el puerto contra el interior, o peronismo y antiperonismo. Y eso mata todos los matices intermedios que son profundamente ricos, porque aportan estabilidad, previsibilidad, un espacio común.

-¿Encontraron predisposición de los que participan en el Encuentro y de otras fuerzas políticas a sumarse más allá del discurso?

-Vaquer: Si, esto nos preocupa a todos como sociedad y hay un interés genuino de ver cómo podemos mejorar.

-Volviendo al Congreso allí todo parece irreconciliable… -Del Sel: Podemos hablar del tejido empresario que también se debe una reconciliación. Una reconciliación significa dejar de lado las controversias que nos han caracterizado en muchos sentidos y volver a rescatar del otro todo lo que nos une y todo lo que podemos hacer en conjunto, proponiendo una agenda positiva, superadora. El Congreso es un espacio que parte de ideas diferentes, el tema es como resolvés eso de una manera civilizada y llegás a un resultado común.

-Uno de los paneles habla de “grieta o pobreza: dos caras de la misma moneda” ¿Por qué?

-Del Sel: La pobreza es un aspecto que divide y fragmenta la sociedad, realmente es un cáncer, así como la inflación es un cáncer. Y no deberíamos claudicar ante semejante peste. Es cierto que ha habido una explotación política, electoral, de la pobreza. La pobreza nos debería reunir a las partes y aquellos que tenemos la posibilidad afortunada de estar en el sector de la producción, de la generación de riqueza, deberíamos abroquelarnos en ese frente común.

-¿Qué les ha dicho el Papa?

Vaquer: Nos encantaría saberlo.

-Invitaron a Monseñor Ojea, que es muy amigo de Franciso…

Del Sel: A Monseñor Ojea le pareció muy interesante la temática, se comprometió, incluso va a estar en la apertura haciendo un esfuerzo personal porque tuvo que acomodar cosas. Cerrar grietas le interesa especialmente. Pero no pretendemos interpretar ni ser interlocutores, ya tiene muchos interlocutores nuestro Papa. Si compartimos una preocupación.

-¿Es la grieta una traba para el crecimiento?

Vaquer: Cualquier organización tiene una cantidad limitada de energía y de recursos, si vos dedicás demasiado de esos recursos o energía a pelearte se hace menos. Si se armoniza, se tienen objetivos comunes y se confía se va adelante. En una sociedad, las relaciones humanas son parte de la confianza.

-¿Creen que el Gobierno ayuda a resolver la grieta o le es funcional?

Del Sel: Entendemos que se está poniendo a prueba, hay dos miradas, dos visiones, que pujan por dominar la escena política. Hay una mirada que bueno efectivamente busca de alguna manera la contraposición, la definición por el contrapuesto, que es una mirada legítima pero que trae sus costos. Mientras que hay otra mirada que busca “tratemos de trabajar nuestra propia identidad, amplia, generosa, más plural, que por sí atraiga”.

-Volviendo a la coyuntura inmediata. ¿cómo están viendo este momento? ¿hay que prepararse para meses duros?

Vaquer: Nosotros lo entendemos como una turbulencia, es una suerte de esos pozos de aire cuando el avión va transitando, que si te agarra parado te pegás un susto bárbaro. A sentarse y calma. No pasa nada. El avión es sólido, la tripulación es solvente, sabemos a dónde vamos, tomará un poco más de tiempo. Hay que tenerla paciencia de saber que el viaje es largo, habrá que ajustarse el cinturón,luego la pasaremos mejor.

 

Para ver la nota original en Clarín haga clic aquí